. . .

Álex Casademunt, el adiós del ‘triunfito’ que nunca perdió la sonrisa


En el año 2001 España era mucho más inocente que ahora. Tanto que hace 20 otoños se enamoró perdidamente de un grupo de 16 chavales —también inocentes, cierto es— recién aterrizados en ese experimento sociológico-televisivo-musical que fue Operación Triunfo. El programa de La 1 se convirtió en el fenómeno del año, casi de la década, y aunque hubo más ediciones nada volvería a ser como esa primera, donde Rosa López se convirtió en ganadora real y moral de un país lleno de esperanza. Convertir a los triunfitos en ídolos no fue buena idea, y con el pasar de los años ellos mismos contaron que necesitaron de ayuda profesional para superar esa avalancha de fama, que solo en contadas ocasiones les trajo esas carreras profesionales con las que habían soñado. Hoy el sueño se ha roto del todo con la desgracia definitiva: la muerte de Álex Casademunt.

Seguir leyendo



Source link

loading...