. . .



Algunas comparaciones históricas arrastran segundas intenciones. Todas las fuentes que, desde el más profundo anonimato, se refieren en los tabloides británicos a la actual pareja de Boris Johnson (56 años), Carrie Symonds (32 años), como Ana Bolena, Lady Macbeth o incluso Evita Perón, pintan así el retrato inverso del primer ministro como el Enrique VIII mujeriego y tendente al sobrepeso, el noble escocés cegado por la ambición o el carismático y populista argentino que definió un modo de hacer política. Symonds se ha convertido en un debate nacional de corto vuelo con todos los tópicos. Mujer joven y brillante de fuerte personalidad (autoritaria, caprichosa y sectaria, para los que se enfrentan a ella) se convierte en el motor y la condena de un hombre tan magnético como maleable. La que le ayuda a sacar lo mejor de sí mismo o a cometer los errores más tontos o arbitrarios.

Seguir leyendo



Source link

loading...