. . .


La escena que mejor define el caso Ismael Álvarez, denominado caso Nevenka porque la fama siempre recae en la víctima, no fue protagonizada por ninguno de los dos, sino por el representante en el juicio del Ministerio Fiscal, un hombre llamado José Luis García Ancos al que el juez, cuando interrogaba a Fernández, tuvo que recordarle que el juicio no era contra ella. Se hizo famoso por una declaración durante el proceso: Nevenka, le dijo a la interpelada, “no era una cajera del Hipercor, a la que le tocan el culo y se tiene que aguantar para llevar el pan de sus hijos”. El escritor Juan José Millás escribió sobre el caso un libro titulado Hay algo que no es como me dicen: el caso de Nevenka Fernández contra la realidad (Booket). La productora Newtral, de la periodista Ana Pastor, estrena ahora en Netflix Nevenka, un documental de tres capítulos dirigido por Maribel Sánchez-Maroto en el que Nevenka Fernández habla a cámara veinte años después de denunciar y ganar el primer caso por acoso sexual a un político español. “O denunciaba o me moría, así de sencillo”, dice.

Seguir leyendo



Source link

loading...