. . .

Catalunya fue la única comunidad que sufrió un gran incendio que no pidió ayudas

Catalunya fue la única CCAA afectada por un gran incendio forestal en 2019 -el de la Ribera d’Ebre- que no pidió ayudas al Ministerio de Agricultura para restaurar las zonas afectadas, pese a que la directora general de Desarrollo Rural del ministerio se las ofreció formalmente en una carta.

En un informe elaborado por la Dirección General de Desarrollo Rural, Innovación y Formación Agroalimentaria (DGDRIFA), al que ha tenido acceso Efe, para hacer balance de las actuaciones de urgencia que hizo en 2019 a consecuencia de grandes incendios se señala específicamente que la Generalitat de Catalunya «no solicitó» estas ayudas, pese a que se les informó por carta de que podían hacerlo.

El incendio que se originó la última semana de junio de 2019 en la Torre de l’Espanyol (Tarragona) arrasó más de 3.000 hectáreas de las comarcas de la Ribera d’Ebre y Les Garrigues, obligó a desalojar masías y quemó varias granjas de animales, lo que llevó a la Generalitat a situarlo como «uno de los peores incendios de los últimos 30 años en Cataluña».

Cientos de bomberos

Para extinguir el fuego fueron necesarios cientos de bomberos, agentes rurales, voluntarios de las agrupaciones de defensa forestal y 250 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias y muchas dotaciones aéreas, entre ellas algunas del Ministerio.

En su balance anual, la DGGRIFA explica que durante el año pasado destinó 10,45 millones de euros a actuaciones de emergencia por incendios en todas las CCAA que lo solicitaron, de ellos 6,4 millones en obras de emergencia para restaurar infraestructuras rurales de uso general y caminos rurales.

«En todos los grandes incendios forestales ocurridos en España durante el año pasado, el Ministerio, siempre a petición de las CCAA, ha actuado con presupuesto propio en la restauración de las zonas afectadas. La única excepción es el incendio de la Ribera d’Ebre», señala el informe del DGGRIFA.

En este caso, aclara el informe, «el Ministerio no procedió a realizar una obra de emergencia para la restauración forestal de las zonas afectadas ya que la Generalitat de Catalunya no solicitó realizar esta actuación, aún cuando desde esta dirección general se informó por carta a la Generalitat de esta posible colaboración y se ofreció nuestra ayuda».

Carta del ministerio

El 2 de julio del 2019, pocos días después del incendio, la directora general de Desarrollo Rural del Ministerio, Isabel Bombal, envió una carta a la directora general de Ecosistemas Forestales y Gestión del Medio del departamento de Agricultura de la Generalitat, Montserrat Barniol, en la que le trasladaba su «consternación por los efectos del incendio» y le invitaba a solicitar las ayudas para reparar los daños del incendio.

«Soy consciente de la importancia que tienen los trabajos de restauración y protección del terreno y su ejecución inmediata», señala la carta de Bombal, a la que ha tenido acceso Efe.

«Por ello, como bien conoces, existe la posibilidad de actuación y ejecución de trabajos por nuestra parte a través de un procedimiento de emergencia destinado a paliar los daños causados por el incendio», añade el ofrecimiento del ministerio.

Bombal especifica en la carta que «si estáis interesados en esta actuación, te invito a que tu Consejero solicite por carta a nuestro Ministro nuestra posible colaboración en esta inversión» y le insta a hacerlo rápido para que no prescriban los plazos.

«Quedamos, por tanto, a la espera de vuestra respuesta a esta oferta. Aprovecho para trasladarte la solidaridad y apoyo del Ministerio con vosotros y con todos los ciudadanos afectados por este incendio», concluye la carta de la DGDRIFA.

Fuentes del Ministerio de Agricultura han asegurado que nunca recibieron respuesta a esta carta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *