. . .

Cómo corregir a los niños que insultan

Los niños de entre tres a seis años con su lengua de trapo pueden resultar graciosos cuando sueltan algún insultillo a los adultos, como eres tonto, pero si esa actitud no se corrige a tiempo, la situación puede crear problemas de convivencia con el niño y tensión en el hogar. “En muchas ocasiones, los niños pequeños insultan porque se frustran y no saben gestionar la situación de otra manera que no sea a través de una falta de respeto. Se trata de su forma de canalizar el enfado y proteger su espacio personal. Es como decir, no me gusta lo que ocurre y no sé expresarlo de otra manera, porque su vocabulario no es tan amplio como el de un adulto”, explica Carmen Marco Llana, psicóloga clínica infantil del centro Aprendert.

Seguir leyendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *