. . .


La sentencia reconoce que la omisión de pruebas «costosas» impidió un diagnóstico y tratamiento a tiempo.

El juez fija en 182.054 euros la indemnización para los padres y hermanos de la pequeña.

La Asociación El Defensor del Paciente ganó una sentencia histórica en 2017 por negligencia médica



Source link

loading...