. . .



El annus horribilis de Johnny Depp, con el epicentro en un tribunal londinense del que salió señalado como maltratador, tiene visos de prolongarse más allá de las campanadas del 31 de diciembre. Ya antes de que se dirima en los próximos meses un nuevo pulso judicial con su exesposa Amber Heard al otro lado del Atlántico, su nombre ha sido borrado de una de las megaproducciones del año porque los grandes estudios lo consideran “radioactivo”. Y, sin embargo, sería prematuro aventurar el fin de una carrera que atesora títulos como Eduardo Manostijeras, Sweeney Todd o la saga Piratas del Caribe. Frente al aparente portazo de Hollywood, una legión de fans persiste en aupar a su ídolo con una campaña en las redes que reclama su regreso a la pantalla. Otros famosos colegas lograron rehabilitar su imagen después de tocar fondo. La cuestión es si las acusaciones que penden sobre Depp le permitirían emularlos en plena era del MeToo.

Seguir leyendo



Source link

Deja una respuesta

loading...