. . .

Iker Casillas se confiesa “No he estado con Sara todo lo que debería”

“No he estado con Sara todo lo que debería”. Así se ha querido sincerar públicamente Iker Casillas (39 años) en una entrevista con la revisa ‘Semana’, en la que reconoce una crisis matrimonial con Sara Carbonero (36 años).

Después de cinco años viviendo en Oporto, la pareja, que se ha trasladado a Madrid tras la retirada definitiva del portero madrileño, parece pasar por un mal momento, que se ha materializado en un cierto distanciamiento en los últimos meses. De hecho, ambos llevan bastante tiempo sin aparecer juntos en público.

Lo cierto es que la pareja ha pasado por momentos muy difíciles en el último año, Iker sufrió un infarto en mayo del 2019, en un entrenamiento con el Oporto, que le tuvo apartado de su profesión durante meses, y a Sara se le diagnosticó un tumor maligno en el ovario, del que fue operada y tratada. “Hace un año a Sara y a mí nos cambió la vida y lo que hay que hacer es afrontarlo y disfrutar de lo que se tiene”, relata el deportista al respecto

‘Post’ colgado por Iker Casillas en Instagram tras su retirada. 

Una de las primeras señales de que algo no iba bien en la pareja fue en el entierro del abuelo de Sara, al que Iker no asistió. “No pude ir porque era la final de la Copa de Portugal y para entrar al estadio tenía que hacerme un test de coronavirus. Además era mi último partido con el equipo y en activo y tenía que estar. El que lo quiere entender bien y si no, me da igual», se justifica el deportista, que tal vez consciente de que su actitud no ayudó a la estabilidad de la pareja.

En el pueblo con su familia

“Con la situación que hemos tenido, en las últimas semanas igual no he estado mucho con Sara y eso da lugar a especulaciones», se sincera el cancerbero consciente de los númerosos rumores sobre la crisis de la pareja.

Pero lo cierto es que Sara se marchó junto a su familia a su pueblo natal en Toledo tras el confinamiento, mientras que Iker se quedaba en Oporto supervisando la mudanza al espectacular ático que la pareja ha comprado en Madrid. Según el deportista, su mujer necesitaba pasar tiempo con los suyos, después de todo lo que ha vivido.

Ultima foto de Sara Carbonera en su Instagram con un láconico “En mí”.

El futuro de la pareja parece un tanto incierto, no tanto como el futuro profesional de Iker que  va a estar ligado al equipo de toda su vida, el Real Madrid, y aunque según el portero por el momento no hay nada cerrado, todo parece que lo hará  como asesor de Florentino Pérez . Por su parte, parece que la periodista por el momento no tiene prisa en decidir sobre su futuro profesional más próximo.

De momento Sara e Iker tienen previsto pasar unos días de vacaciones en el pueblo de la presentadora juntos a sus hijos Lucas y Martín, ya que son personas de riesgo y no quieren estar en contacto con mucha gente por el coronavirus. «La vida nos ha dado una segunda oportunidad y la vamos a aprovechar», asegura un convencido Iker Casillas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

loading...