. . .

Investigadores detectan por primera vez microplásticos en el cuerpo de las abejas


Los microplásticos también acaban en la miel que consume el enjambre y, en última instancia, en el ser humano

Las abejas demuestran ser medidores de la contaminación en una zona concreta



Source link

loading...