. . .


Un informe de la Policía británica señala que el célebre presentador de la BBC fue un «depravado sexual» y desvela que no fue investigado en vida pese a las denuncias presentadas.



Source link

loading...