. . .



Estamos llenos de órganos silenciosos en los que no reparamos… hasta que fallan. “Ahora siempre le digo a mi hermana que su hermano le ha costado un riñón”, dice el cómico y actor José Corbacho. Y es literal, porque el pasado mes de julio su hermana le donó uno de esos órganos para un trasplante: aunque se habían ofrecido algunos amigos, el de su hermana tenía una compatibilidad altísima, incluso para su parentesco. Así que en el fatídico e histórico mes de marzo de 2020 se encaminaban al quirófano cuando comenzó la pandemia. “Me dijeron que mejor ya lo hacíamos en otro momento”, bromea el cómico. En verano hubo más hueco en los hospitales y Corbacho mostró, tras la operación, su gran cicatriz por las redes sociales, revelando sus problemas de salud, su insuficiencia renal crónica. Quería, también, agradecer el duro trabajo de los profesionales de la salud.

Seguir leyendo



Source link

loading...