. . .

La coinfección de Covid-19 y gripe puede duplicar el riesgo de muerte



La gripe puede complicar la gravedad del Covid-19- Un estudio que se presenta en «The Lancet» muestra que las personas adultas ingresadas en el hospital que tienen covid-19 y gripe al mismo tiempo tienen un riesgo mucho mayor de enfermedad grave y muerte en comparación con los pacientes que solo tienen Covid-19 solo o con otros virus.

En concreto, el estudio muestra que los pacientes que estaban infectados con gripe y SARS-CoV-2 tenían «4 veces más probabilidades de ser conectados a un ventilador y el doble de probabilidades de morir», indica a ABC Salud Maaike Swets, de la Universidad de Edimburgo.

La información es relevante debido a que la gripe parece haber vuelto en muchos países, como es el caso de España, donde tras dos años casi desaparecida, ha vuelto a circular con fuerza, tal y como reflejan los datos del Sistema de Vigilancia de la Gripe en España.

Los investigadores de la Universidad de Edimburgo, la Universidad de Liverpool, la Universidad de Leiden y el Imperial College London (Reino Unido) subrayan que los hallazgos muestran la necesidad de realizar más pruebas de gripe a los pacientes con Covid-19 en el hospital y resaltan la importancia de la vacunación completa contra el Covid-19, pero también frente a la gripe.

La investigación, realizada como parte del Consorcio de Caracterización Clínica de Coronavirus del Consorcio Internacional de Infecciones Respiratorias Agudas y Emergentes (ISARIC), es el estudio más grande jamás realizado de personas con Covid-19 y otros virus respiratorios endémicos. El estudio de ISARIC se creó en 2013 en preparación para una pandemia como esta.

El equipo analizó los datos de adultos que habían sido hospitalizados con Covid-19 en el Reino Unido entre el 6 de febrero de 2020 y el 8 de diciembre de 2021.

Ya se sabía que una infección de gripe podría dar lugar a una situación similar, pero había menos datos sobre los resultados de una doble infección de SARS-CoV-2 y otros virus respiratorios

Utilizando datos de un período de 18 meses, señala Swets, «encontramos 227 pacientes que tenían una coinfección por gripe y SARS-CoV-2, de 6.965 pacientes para quienes teníamos resultados de pruebas. Un total de 220 tenían eran portadoras del virus del resfriado (VRS) y 136 tenían adenovirus».

Sin embargo, matiza, los datos se recogieron «en un período en el que no circulaba mucha gripe en el Reino Unido. Si ocurre lo que esperamos, que haya más circulación de ambos virus debido a que ahora que hay menos medidas para reducir la propagación de covid-19, habrá un aumento en la cantidad de pacientes con una coinfección».

«En los últimos dos años, hemos sido testigos cómo algunos pacientes con Covid-19 se enferman gravemente, lo que a veces les conduce a la UCI y al uso de ventilación artificial para ayudar con la respiración. Ya se sabía que una infección de gripe podría dar lugar a una situación similar, pero había menos datos sobre los resultados de una doble infección de SARS-CoV-2 y otros virus respiratorios», explica Maaike Swets.

Los investigadores han visto ahora que la combinación de Covid-19 y los virus de la gripe es particularmente peligrosa algo, señala Kenneth Baillie, de la Universidad de Edimburgo, que será «importante ya que muchos países reducen el uso de medidas de distanciamiento social y contención. Esperamos que el Covid-19 circule con la gripe, aumentando la posibilidad de coinfecciones».

En España, justo antes de la sexta ola, apunta Pilar Catalán, del Servicio de Microbiología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, empezamos a ver más casos de gripe y de VRS y ya desde noviembre había coinfecciones de gripe y Covid, pero hasta ese momento había pocos casos.

Swets cree que «deberíamos cambiar nuestra estrategia de test para los pacientes con covid-19 en el hospital y realizar más pruebas de detección de la gripe».

Porque, como en el caso de España, a medida que estamos volviendo a un vida más normalizada, por ejemplo sin mascarillas, «vemos un aumento en los virus respiratorios estacionales habituales lo que nos hace pensar que la gripe circulará junto con Covid-19 este invierno», Calum Semple, de la Universidad de Liverpool.

Semple está sorprendido «de que el riesgo de muerte se duplicara cuando las personas estaban infectadas por los virus de la gripe y el Covid-19. Por eso -destaca- es muy importante que las personas se vacunen por completo y se potencien contra ambos virus, y no lo dejen hasta que sea demasiado tarde».

El trabajo muestra que además del riesgo de muerte y complicaciones y sus autores sospechan que, al igual que muchas personas que son dadas de alta del hospital después de una infección grave sufren una mayor fragilidad, es posible que los pacientes coinfectados también sufran esta complicación.

Aunque estar infectado con más de un virus no es muy común, sí importante tener en cuenta que las coinfecciones ocurren. «Las vacunas que protegen contra el Covid-19 y la gripe son diferentes y las personas necesitan ambas», explica Peter Openshaw, profesor de Medicina Experimental en el Imperial College London.

Desafortunadamente, los datos del estudio no informaban sobre el estado de vacunación, ni para la gripe ni para el SARS-CoV-2, «por lo que no podemos determinar el efecto de la vacunación en pacientes coinfectados», comenta Swet. Sin embargo, agrega, «sabemos que la vacuna contra el Covid-19 es muy eficaz para prevenir enfermedades graves, hospitalizaciones y muertes a causa de la infección por SARS-CoV-2, y que la vacuna contra la gripe hace lo mismo con la gripe, por lo que alentamos a todas las personas elegibles a que se vacunen. Con suerte, los estudios futuros podrán determinar un efecto más preciso de la vacunación contra ambos virus y el riesgo de complicaciones en la coinfección».

Además, añade Openshaw, que la forma en que se tratan estas dos infecciones también es diferente, «por lo que es importante realizar pruebas para detectar otros virus incluso cuando tiene un diagnóstico en alguien que está hospitalizado con una infección respiratoria».

Es muy importante saber si un paciente tiene una coinfección, por lo que los hospitales deben centrarse en evaluar a los pacientes tanto para el SARS-CoV-2 como para la gripe

Actualmente, incide Swet, «no sabemos si los tratamientos que son efectivos en Covid-19 también los serán en pacientes coinfectados. Es muy importante saber si un paciente tiene una coinfección, por lo que los hospitales deben centrarse en evaluar a los pacientes tanto para el SARS-CoV-2 como para la gripe. Ambos pueden causar una enfermedad grave y ambos deben tratarse».

En nuestro estudio, continúa, «vimos que muchos de los pacientes coinfectados eran mayores y tenían comorbilidades, aunque la enfermedad grave también puede ocurrir en pacientes más jóvenes que están completamente sanos».

En este sentido, apunta Pilar Catalán, son las personas más vulnerables, inmunodeprimidos, o personas mayores que, además de los que no estén vacunados del Covid o de la gripe, pues pueden con los dos virus a la vez y tener en cuadro de mayor gravedad.

En cualquier, dice Catalán señala que las coinfecciones no son muy frecuentes, «ahora estamos viendo alrededor de una al día de pacientes, habitualmente de ambulatorios, es decir, que son muestras que nos llegan desde primaria que entiendo que son pacientes que no están grave».

Comprender las consecuencias de las infecciones dobles de SARS-CoV-2 y otros virus respiratorios es crucial, concluye Geert Groeneveld, «ya que tienen implicaciones para los pacientes, los hospitales y la capacidad de la UCI durante las temporadas en que el SARS -CoV-2 y la gripe circulan juntos».



Source link

loading...