. . .

La isla de las tentaciones. ¿demasiadas tragaderas o sadismo del bueno?

Lo que en definitiva dejó ver anoche La isla de las tentaciones seis meses después es que hay heridas que ni el tiempo cura y que lo que te ha envenenado nunca dejara de hacerlo Leer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *