. . .

La mayoría de las embarazadas es partidaria de recibir la vacuna Covid-19



La mayoría de las mujeres embarazadas y las madres de niños menores de 18 años no dudaría en recibir la vacuna para el Covid-19 y en vacunar a sus hijos. Lo muestra una encuesta realizada por investigadores de la Escuela Chan de Salud Pública de la Universidad de Harvard (EE.UU.).

Países donde hay escasez de vacunas, como India, Filipinas y todos los países muestreados en América Latina, son en los que las mujeres son más partidarias de vacunarse mientras que en los que hay más dosis, como Rusia, Estados Unidos y Australia, se dan las cifras más bajas.

Los resultados se publican hoy en «European Journal of Epidemiology».

Las vacunas contra Covid-19 se están distribuyendo en todo el mundo, pero hasta ahora los investigadores han tenido pocos datos sobre su aceptación global.

Para evaluar la postura de las mujeres embarazadas y las madres sobre si deben vacunarse a sí mismas y a sus hijos, este equipo dirigido por Julia Wu, realizó una encuesta en línea entre finales de octubre y mediados de noviembre de 2020.

Los investigadores selleccionaron a los 14 países más afectados desde el 28 de octubre al 18 de noviembre de 2020, entre ellos España con más de 600 mujeres. Nueva Zelanda y Australia se incluyeron como países de referencia.

La respuesta fue muy buena en India, Filipinas y los países de América Latina, superior al 60% entre las embarazadas y al 78% entre las mujeres no embarazadas para ellas mismas; más del 75% de las madres indicó que vacunaría a sus hijos.

Casi 18.000 mujeres en 16 países respondieron preguntas sobre una hipotética vacuna Covid-19 segura y gratuita con un 90% de eficacia. En general, el 52% de las mujeres embarazadas y el 73% de las mujeres no embarazadas dijeron que recibirían dicha vacuna, y el 69% de todas las mujeres encuestadas afirmó que vacunaría a sus hijos.

Pero la aceptación de la vacuna varió según el país. Fue muy buena en India, Filipinas y los países de América Latina, superior al 60% entre las embarazadas y al 78% entre las mujeres no embarazadas para ellas mismas; más del 75% de las madres indicó que vacunaría a sus hijos.

Sin embargo, en países como EE. UU. y Rusia la aceptación fue menor (por debajo del 45% entre las embarazadas y del 56% entre las no embarazadas) y similar a países con muy pocos casos de Covid-19, como Australia y Nueva Zelanda.

Este fenómeno de EE.UU y Rusia podría deberse a los ‘negacionistas’ del Covid-19, según los investigadores.

Actualmente no hay ninguna indicación de problemas de seguridad en la vacunación de embarazadas, pero tampoo hay evidencia suficiente para recomendar su uso durante el embarazo. En términos generales, debe posponerse la vacunación de embarazadas hasta el final de la gestación. Si la embarazada tiene alto riesgo de exposición o alto riesgo de complicaciones, puede valorarse la vacunación de manera individualizada.

Actualmente no hay ninguna indicación de problemas de seguridad en la vacunación de embarazadas, pero tampoo hay evidencia suficiente para recomendar su uso durante el embaraz

Los investigadores preguntaron a los participantes de la encuesta sobre varios temas relacionados con las vacunas y el Covid-19.

Las mayoría de las mujeres encuestadas más partidarias de vacunarse lo hacía por la confianza en la seguridad y/o eficacia de la vacuna Covid-19, una mayor preocupación por el Covid-19, la conciencia social e individual sobre la importancia de las vacunas para su propio país, el cumplimiento de las pautas de uso de las mascarillas, la confianza en las herramientas de salud pública, en las agencias internacionales y nacionales, así como actitudes favorables hacia las vacunas de rutina.

Pero las mujeres embarazadas más reacias dijeron que les preocupaba exponer a su bebé en desarrollo a posibles efectos secundarios dañinos, que los programas vacunación hubieran sido aprobados con demasiada premura por razones políticas y la falta de datos de seguridad y eficacia en mujeres embarazadas.

«Las campañas de vacunación deben adaptarse para aliviar estas preocupaciones específicas»

«Nuestro estudio confirmó que los factores que influyen en dudar sobre las vacunas Covid-19 son multifacéticos», señala Julia Wu, autora principal del artículo.

«La amenaza percibida de Covid-19, el nivel de confianza en las agencias de salud pública y las actitudes existentes antes de la vacuna Covid 19 juegan un papel clave en la aceptación y la confianza de la vacuna».

Eu su opinión, «las campañas de vacunación deben adaptarse para aliviar estas preocupaciones específicas».



Source link

loading...