. . .



Resulta irónico que en una semana de la moda enteramente digital como la que termina este miércoles en París, la colección más potente se haya presentado a través de un formato no ya analógico, sino —en opinión de algunos agoreros— vetusto, al borde de la extinción: un periódico. Loewe decidió imprimir casi un millón de ejemplares en formato sábana e ilustrados con las imágenes de sus prendas para el próximo otoño-invierno. El titular de primera página: “El desfile de Loewe ha sido cancelado”. Extra, extra: lo moderno es pasar las páginas manchándose los dedos (y no haciendo scroll). “Me parece un fantástico objeto de masas y, esta, una forma de democratizar lo que hacemos. Además, yo soy un poco anticuado: descubrí la moda gracias al suplemento dominical de estilo del diario”, explica J.W. Anderson. El director creativo de Loewe ha conseguido que no solo el contenedor, sino también el contenido, esté en boca de todos: una colección luminosa, “pura colorterapia”, donde el estudio de los volúmenes y las proporciones da como resultado piezas tan teatrales como estimulantes. “La gente volverá a querer vestirse y a divertirse con la moda. El mensaje de esta colección es solo uno: ‘Créetelo, sucederá”, dice.

Seguir leyendo



Source link

loading...