. . .

La responsabilidad afectiva en la era del ‘ghosting’ o por qué hay que tener en cuenta las emociones del otro



Una búsqueda en Instagram de la etiqueta #responsabilidadafectiva devuelve más de 66.300 publicaciones. Si se explora el mismo concepto en Twitter encontramos entre los primeros resultados un tuit viral con más de 112.000 Me Gusta. Los datos parecen dar a entender que este concepto está de moda. La responsabilidad afectiva hace referencia a que nuestros actos tienen consecuencias en otras personas y, por lo tanto, debemos prestar atención a cómo nos relacionamos, aplicando el respeto, la comunicación, la empatía y el cuidado que cada vínculo requiere. Se entiende como necesaria en cualquier tipo de relación, ya sea familiar, de amistad, de pareja o sexual, y más o menos larga en el tiempo. La responsabilidad afectiva nos lleva a tener en cuenta a la otra persona y sus emociones, aunque no a responsabilizarnos de ellas.

Seguir leyendo





Source link

loading...