. . .



Probablemente una de las mayores ventajas de la llegada de agosto sea la de poder disfrutar del silencio de los políticos en los informativos audiovisuales, esos individuos que o bien se dedican a sacar pecho por legislar o conseguir aquello para lo que fueron elegidos, es decir, por cumplir con su trabajo, o se dedican a fomentar la crispación y añorar una gestión, la suya, que tiene más que ver con los banquillos de los acusados que con la eficacia de sus decisiones.

Seguir leyendo



Source link

loading...