. . .


Los premios Goya 2021, los de un año de salas de cine vacías, sin una película fenómeno ni una alfombra roja, han tenido que conformarse con la audiencia más baja en más de década y media. La ceremonia fue vista por 2.482.000 espectadores, un 15,6% de la cuota de pantalla: hay remontarse a 2006, a aquella gala presentada por Concha Velasco y Antonio Resines, para encontrar una cifra inferior. Tiene el consuelo de ser, eso sí, la emisión más vista del sábado y el líder del horario nocturno de máxima audiencia. 7,5 millones de espectadores vieron algún momento de la gala. Registró el minuto de oro –el más visto del día–, a las 22:43 horas, cuando convocó a 2.787.000 personas y tuvo una cuota de pantalla del 15,5%.

Seguir leyendo



Source link

loading...