. . .

Miles de personas hacen cola para escalar el monte Uluru

Miles de personas hacen cola estos días para escalar el monte Uluru, en Australia, ignorando los llamamientos a mantenerse alejados del considerado monumento sagrado por los aborígenes, antes de que el ascenso quede prohibido permanentemente a fin de mes. El cierre se pondrá en práctica el 26 de octubre, después de una campaña de décadas por parte de las comunidades indígenas para protegerlo. El Uluru, de 348 metros de altitud, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es famoso por sus profundos tonos rojo ocre. Se encuentra en Alice Springs,  en centro del país.

El gerente del Parque Nacional Uluru-Kata Tjuta, Mike Misso, ha explicado a la emisora ​​SBS News que los montañeros que esperan para realizar estos días el ascenso se cifran «en cientos y probablemente más cerca de 1.000».  El pueblo Anangu, propietario tradicional del Uluru, lleva pidiendo que se cierre la escalada desde 1985, cuando el parque se pasó en manos indígenas. Los anangu alegan no solo el valor simbólico que la montaña tiene para su etnia, sino también razones de seguridad y de preservación medioambiental.

Para conmemorar la prohibición a la escalada, los responsables del parque llevarán a cabo una celebración pública el 27 de octubre, 34 años después de que el Uluru fuera devuelto a sus propietarios tradicionales. Los australianos siguen siendo los visitantes más habituales, seguidos de los japoneses, según la entidad Parks Australia. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *