. . .



El pelo teñido es el más habitual entre las mujeres, ya que la mayoría recurre a los tintes y a las mechas para cubrir las canas o para cambiar de look. Es importante saber de antemano que el cabello teñido requiere un cuidado especializado para evitar que se reseque y pierda el brillo y la suavidad.

La estilista Diana Daureo, del salón Diana Daureo de Madrid, explica que «los productos de tintura alteran la estructura capilar para poder cambiar el tono y lo hacen con ingredientes que son algo más abrasivos que una coloración vegetal. A pesar de que cada día van mejorando, los tintes siempre resecan un poco».

En cualquier caso, no es lo mismo elegir un tinte que una decoloración, con esta última el cabello sufre más, como cuenta Carlos Fernández, education manager de Franck Provost

. «En las mechas o en cualquier tipo de ‘balayage’, se emplean productos decolorantes y esto hace que el cabello sufra más. También hay que tener en cuenta otro factor: el tipo de cabello, si es más fino o más grueso requerirá unos cuidados u otros», explica.

La hidratación y nutrición, esenciales para que el pelo teñido luzca perfecto
Los expertos coinciden en que el principal cuidado que necesita el pelo teñido es la hidratación y la nutrición. Para ello es importante aplicar un acondicionador después del lavado y al menos una vez a la semana utilizar una mascarilla.

Así lo aconseja el peluquero y asesor de imagen Gonzalo Zarauza, del centro Beta de San Sebastián

: «el champú y el acondicionador deben ser hidratantes y específicos para cabellos con color, y es muy importante no saltarse el suavizante durante el lavado, ya que restituye la hidratación y la nutrición. Además, cada semana deberíamos aplicar una mascarilla con principios activos hidratantes y nutritivos que cubran la cutícula y la reparen».

Para potenciar los efectos de la mascarilla se puede aplicar calor. Un truco muy sencillo es envolver el pelo, después de haber aplicado la mascarilla, con una toalla caliente, o cubrirlo con un gorro de ducha y aplicar calor con el secador.

Espaciar los lavados y utilizar champús sin sulfatos y para cabello teñido protegerán el color
Otra de las preocupaciones habituales entre las mujeres con el pelo teñido es alargar el color y evitar que este se degrade, algo habitual, sobre todo cuando se eligen tonos claros o mechas rubias. Para ello, Alberto Sanguino, director de educación de Llongueras

, aconseja «espaciar los lavados; si el cuero cabelludo lo permite, evitar el agua caliente, ya que tiende a abrir la cutícula y facilita la pérdida de pigmento, y evitar los champús con sulfatos. Su función detergente retira, entre otras cosas, las partículas de pigmento y deja la fibra capilar desprotegida».

Por su parte, Pedro Moreno, education manager de Jean Louis David

, recomienda utilizar champús y productos específicos para el cabello teñido. «Un producto para el cabello con color puede conseguir reparar el daño que se ha podido producir, lo protege de los rayos UV y de los factores externos, ya que están formulados específicamente para proteger y sellar la cutícula, evitando la degradación del color», señala.

Cuidados extras para alargar el color

El sol es uno de los grandes enemigos del pelo teñido y por eso es importante protegerlo de los rayos UV. Lógicamente en verano, al estar más expuestos a ellos, la protección se tiene que incrementar, pero en cualquier momento del año si se está en el exterior conviene aplicar protectores solares capilares.

Otro de los enemigos del cabello coloreado es el calor de las herramientas, como el secador y las planchas de pelo. Alberto Sanguino, de Llongueras, aconseja «utilizar un producto con protección térmica antes de usar una herramienta de calor. Además, hay que evitar utilizar la plancha o la tenacilla por encima de los 190 grados. Esta temperatura es óptima para sellar y moldear el cabello sin estropearlo».

Tratamientos de peluquería para una melena teñido más bonita

El mantenimiento en casa es esencial para el pelo teñido, pero también lo son los tratamientos de peluquería. Pedro Moreno, de Jean Louis David, sostiene que «cualquier cabello que haya pasado por algún proceso químico, ya sea coloración o un decolorante, debería empezar el mantenimiento y cuidado el mismo día de la aplicación del color. Con los rituales del salón conseguiremos que el pigmento se fije mejor y el cabello luzca más sano y con mayor brillo».

En los salones Jean Louis David ofrecen el tratamiento Go Color, cuyo principal componente es la fruta del dragón, rica en vitaminas A, B y C. Otro de los tratamientos de peluquería que recomiendan, tanto Carlos Fernández, de Franck Provost, como la estilista Diana Daureo, es Olaplex, que ayuda a reconstruir la fibra capilar desde el interior.



Source link

loading...